Tras la cumbre de Copenhagen todo el mundo le echa la culpa a China por no haber llegado a un acuerdo vinculante, e incluso en The Guardian le acusaban de haber secuestrado la negociación. Posiblemente sea verdad que China tuviera mucho que ver en que no se llegara a un acuerdo, pero los países desarrollados también tienen parte de la culpa por no aceptar financiar tecnologías en países pobres que permitan esta reducción. China quizá no lo necesite tanto pero para otros países esto es básico. No veo yo a Sudán invirtiendo en paneles solares aún… no porque no tengan sol, pero porque no tienen pasta para ello.

No obstante, nadie puede negar que China tiene que hacer algo por mejorar la calidad del aire. Precisamente estos días estamos analizando el estado de las energías renovables en China (y bueno, digamos que hay potencial) e incluso El País ha hecho un artículo sobre esto, con el ocurrente titular «China perjudica la salud» (están graciosillos, eh?). Lo que dicen que sólo el 1% de la población urbana respira aire aceptable según los estándares de la Comunidad Europea lo he leído ya en varios sitios, pero no he encontrado la fuente (El País tampoco la dice, cómo no). Por cierto, ese 1% está en Hainan.

Esta estadística se la ha debido leer alguna que otra persona más, y parece que ya están poniendo su granito de arena algunos constructores. Esto me encontré el otro día en un semáforo! Además, es super eficiente!

No he podido resistir subir el video (además de la foto, para los que el Gran Hermano no les deje ver ni metacafe (que por cierto, me he hecho la cuenta porque esta mañana funcionaba… así que quizá algún funcionario ha visto el video y ha decidido que mejor bloquearlo… quizá le haya parecido también un poco porno).

The Big Pole Transportation in Shanghai