negocios curiosos

Una de tiendas chinas

2

A lo largo de este tiempo en Shanghai a veces me daba por hacer fotos a tiendas mientras paseaba, al más puro estilo «disparar sin apuntar», lo que a veces se traducía en fotos borrosas, pero otras veces en fotos interesantes. Y es que si te sales de las calles típicas de turismo, te encuentras verdaderas «joyas» chinas, o al menos te encuentras la China de verdad, no el Mall en el que se está convirtiendo Shanghai. Por ejemplo, si vais a Nanjing Road, la de los carteles de neón (añado la foto típica) os vereis acosados por multitud de peña intentando venderos unos relojes, unos bolsos, unos DVD o unas ruedas para las zapatillas.

Pero si os salís de ahí y vais un par de calles más arriba, encontraréis otra cosas, quizá lo que estáis buscando si venís de visita: mercados, ropa tendida en palos, puestos de comida rápida, peluqueros en la calle, etc… y esto ocurre en cualquier parte, no sólo en Nanjing Road. Aconsejo callejear y perderse en la ciudad, es toda una experiencia.

Como ya he dicho muchas veces, los chinos son muy emprendedores y se montan sus propios negocios en cuanto pueden (esto se puede ver en cualquier ciudad del mundo), por lo que te encuentras tiendas de comida, ferreterías, tiendas de ordenadores, de mantas, incluso de termos o de pijamas en cualquier calle. Es verdad que muy limpias muy limpias las calles no están, pero esto es así… de momento.

Dejemos aquí algunas fotos de tiendas en China…

 

El arte de la «comida» China

1

Otra cosa que nos encontramos en Xiamen, concretamente en las tiendas del hotel, fueron una versión un poco más indigesta de comida china…

Estas lechugas de jade, aparentemente hay que ponerlas mirando hacia la ventana. Se supone que traen buena suerte (esto, por cierto, me lo ha explicado un compañero de clase coreano, por lo que creo que debe de ser algo asiático).

Los lychees deben de tener bastante éxito ya que habían un par de esculturas

Pero lo mejor de todo es esta…

Ramoncín, el rey del pollo frito!

Y como bonus, incluiremos una fruta con letra china incorporada (que no pintada)

Misterios de la naturaleza… china

Mamá, quiero ser artista

2

Será por lo de la política del hijo único, o por el síndrome del Pequeño Emperador, pero he visto varios establecimientos dedicados a las fotos «artísticas» de niños. Les disfrazan, les hacen posar y luego book fotográfico.

Una al lado de casa se llama Green Apple.

Cartel gigante a la entrada del metro

Entrada a la tienda

Y otro que vimos en el Super Grand Mall de Shanghai es el Aladdinlamp (esta es su página oficial).

Tienda Aladdin Lamp en plena actividad

Como una tienda es casualidad pero dos diferentes es una tendencia, parece que tenemos aquí un negocio. ¿Hay algo parecido en España?

Si conocéis más tiendas de estas, ponedlas en comentarios…

Modernidades varias II. Motos eléctricas.

1

Algo sobre lo que llevo tiempo queriendo escribir es sobre las bicis o motos eléctricas. Creo que es el gran invento del siglo, y aún no entiendo por qué no están en más ciudades, y sobretodo, por qué leches no se venden aún en España.

En China se fabrican más de 600 modelos diferentes. Cómo lo sé? Pues porque he estado investigando un poco y he encontrado esta página donde salen mogollón de modelos diferentes, así como los fabricantes. Es genial, y tengo que ver cómo me traigo una a España en cuanto vuelva.

Shanghai está lleno. No se necesita carnet y el precio es muy competitivo. Las más baratas, que se parecen a una bici, cuestan, en el Carrefour (sí, además de tortugas también venden motos eléctricas) sobre 100 euros, y las más caras, con pinta de scooter, unos 200. Como prueba mirad el precio de la foto, 10 RMB = 1 EUR (céntimo más, céntimo menos).

Las que se parecen a una scooter tienen una autonomía de unos 45km y una velocidad máxima de 40 km/h. Para cargarla, o enchufas la moto a la corriente, o te subes la batería (es un poco coñazo, pero factible). Tarda sobre 6 u 8 horas en cargarse completamente.

Me he comprado una, se la compré de segunda mano a Jorge, un alumno español del año pasado (creo que es la segunda vez que sale aquí… chaval, ya eres famoso!) y va genial. Los 7 km que tengo hasta la Universidad los hago en unos 20 minutos más o menos (aunque mi record son unos 15) y se va todo el camino por el carril dedicado a las bicis.

Qué problemas tiene? Pues que no indica muy bien la carga, así que hay posibilidades de quedarte tirado por ahí si la apuras mucho. Quizá tenga muy enraigado lo del efecto memoria de las baterías e intento apurarlas. Llevo un par de días llegando muy justito a casa. Creo que voy a tener que empezar a cambiar mis hábitos.

Otro problema son las cuestas… no es que tenga mucha potencia, así que si hay una cuesta arriba importante, le cuesta subir. Por eso, en Barcelona no sé cómo se comportaría. Shanghai es ideal porque es bastante plana…

Y el tercer problema es que al final sólo la uso por Pudong. Para cruzar el río hay que hacerlo con el ferry, está prohibido meterla en los túneles o en cualquier puente, así que nunca la uso para ir al centro.

Pero estos problemas son más anecdóticos que otra cosa. Venga, compraos todos una moto eléctrica ya!

Go to Top