Viajes en China

Diarios de Yunnan (II). Kunming

5

Empecemos a contar el viaje por tierras del Sur tras la introducción del otro día.

Para viajara a Yunnan desde Shanghai lo más normal es volar a Kunming, ya que los vuelos tienen un precio más razonable. Nosotros volvimos a utilizar Spring Airlines ya que al comprarlo una semana antes del viaje los precios del resto de aerolíneas era un poco exagerado (eso de esperar a último momento a ver si bajan los precios no parece que funcione siempre). No se va mal con esta aerolínea (ya lo conté aquí), pero te sigues tragando la explicación del libro de objetos chorras que venden en el avión durante todo el viaje (aparentemente esto lo hace Ryanair también en Europa últimamente). Quizá utilizar Spring Airlines para Kunming no sea la mejor opción ya que además de la chapa, se para durante una hora en Changsha (aunque no hay que bajarse del avión, al más puro estilo autobús).

Como comentario importante sobre Spring Airlines, si queréis comprar un vuelo con ella tendréis que ir a su web directamente, porque no aparece en los canales tradicionales como CTRIP o Travelzen. No es muy popular con los extranjeros, dos veces que hemos volado, las dos veces eramos los único no-chinos.

Bueno, pues una vez en Kunming hay dos opciones. O te quedas un par de días o te vás enseguida. Nosotros nos quedamos, a ver qué tenía que ofrecer una ciudad de casi 7m de personas… y como era de esperar, no demasiado.

Algunas cosas que se puede visitar en un día en la ciudad:

  • Templo Yuantong, con más de 1000 años (aunque muy restaurado) de historia.

  • con los monjes en la puerta dando consejos

  • Aconsejo (ya me parezco al monje) comer en el restaurante vegetariano que está al lado, Yuquanzhai (la Lonely Planet dice que está enfrente, pero está al lado, y casi nos lo pasamos).

  • Lo mejor de este restaurante es que presentan todos los platos como si fueran de carne, como estas brochetas de cordero, pero no lo son… El queso de cabra que aparece en la foto sí era queso… y muy bueno, la verdad.

  • Jardines Cuihu, cerca del templo. Es básicamente un gran lago y muchos puentes, y bastante tranquilo para lo que son los parques en China.

  • Podrás encontrar abuelos haciendo Tai Chi

  • Luego se puede ir andando al  barrio musulmán con su Mezquita Nancheng de cartón piedra (o más bien centro comercial en que han convertido este barrio porque queda poca cosa auténtica)

  • Está todo lleno de puestos rollo feria, entre los que se encuentran algunos de comida local.

  • Aunque mejor la calle paralela con las tiendas locales. 4 días le quedan…

  • Y finalmente se puede llegar a las dos pagodas… la del este

  • y la del oeste (una a cada lado de otra calle muy comercial y restaurada)

Pues esto es lo que dio tiempo a visitar en un día, y por lo que me ha comentado otros “viajeros”, no nos dejamos muchas cosas por ver.

El día siguiente salimos de Kunming y nos fuimos a visitar Shilin (石林) que literalmente quiere decir “bosque de piedra”, por lo que ya os podéis imaginar de qué va. Pero esto ya lo explicaré en la próxima entrada, que esta ha quedado ya larga…

Diarios de Yunnan (I), la nube del sur

7

Ya estamos de vuelta. A qué parece que no nos hayamos ido de vacaciones 10 días? Gracias a la magia de WordPress las entradas seguían llegando aunque, eso sí, no estaban muy relacionadas con el viaje.

Pues sí, hemos estado 10 días por Yunnan, al sur de China, tan al sur que incluso lo lleva en su nombre: nan (南); la primera parte, Yun, significa nube (云), de ahí lo del título… no es que me haya añoñado en China.

Para los que no sepan nada de esta provincia, haré un poco de resumen: Yunnan tiene unos 45m de personas (más o menos como España), 400 mil km2 de extensión (algo así como España sin Andalucía ni Murcia) y tiene frontera con Birmania, Laos y Vietnam, de los que tiene muchas influencias, sobretodo en el sur (que quedará para otro viaje porque en este no dió tiempo). Además algo así como un tercio de la población no es de minoría (o mayoría) Han, que representa, en el resto de China, más de un 90% (los Han son los que normalmente todo el mundo identifica como chino, otras minorías tienen rasgos algo diferentes). Estas minorías, sobretodo las mujeres, suele vestir con trajes tradicionales, muy coloridos.

Es una provincia muy montañosa y con una gran biodiversidad. A principios de año sufrió una grave sequía, pero tras las últimas lluvias este verano (muchas de ellas mientras estábamos allí) se ha recuperado… quizá demasiado.

Nuestra ruta ha sido: vuelo a Kunming y desde ahí a Dali, luego Lijiang y por último Shangrila (Zhongdian en chino), y vuelta a Shanghai directo desde allí.

A lo largo de los siguientes días iré explicando cada uno de estos sitios y subiré algunas fotos, pero hoy lo dejamos aquí…

Tulou

4

Otra cosa que vale la pena ir a ver desde Xiamen son los Tulous. El Tulou es una casa común, normalmente redonda con forma de plaza de toros y que estaba hecha de tierra y palos. Por ello lo de Tulou (土楼), tǔ (土) es tierra y lóu (楼) es edificio. Estos edificios se construyeron entre el siglo XV y el XX y les servían de fortificaciones defensivas. Son, por cierto, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Están a un par de horas en coche desde Xiamen, y nosotros alquilamos uno con conductor (aunque hubiera preferido conducir yo) a través de una agencia, y también un guía, pero bueno, tampoco es que sirviera de mucho, creo que a algunos sitios era la primera vez que iba… En algún Tulou que otro leía la placa de la entrada (que también estaba en inglés) y nos contaba lo que decía.

Hay dos sitios interesantes que visitar. Uno es Yongding, donde están los Tulous más grande, y otra es Nanjing, donde está el famoso cluster de 4 Tulous. Adjunto unas cuantas fotos (es la primera vez que añado las fotos a través de flickr, así que no sé si las vereis bien…).

[flickr album=72157623289025791 num=19 size=Small]

Normalmente las excursiones organizadas te lleva a un sitio o a otro, no a los dos a la vez, pero no están demasiado lejos uno del otro y si lo organizas por tu cuenta se puede hacer fácilmente.

Bueno, y aquí se acaba Xiamen. Si queréis más información me lo podéis preguntar o ponéis comentarios.

El arte de la “comida” China

1

Otra cosa que nos encontramos en Xiamen, concretamente en las tiendas del hotel, fueron una versión un poco más indigesta de comida china…

Estas lechugas de jade, aparentemente hay que ponerlas mirando hacia la ventana. Se supone que traen buena suerte (esto, por cierto, me lo ha explicado un compañero de clase coreano, por lo que creo que debe de ser algo asiático).

Los lychees deben de tener bastante éxito ya que habían un par de esculturas

Pero lo mejor de todo es esta…

Ramoncín, el rey del pollo frito!

Y como bonus, incluiremos una fruta con letra china incorporada (que no pintada)

Misterios de la naturaleza… china

Go to Top