Ostras Pedrín… casi casi dos meses sin escribir. Ha habido crisis de inspiración, que espero no se vuelva a repetir. Por si alguno estaba preocupado no ha pasado nada, sigo vivo…

Como hemos cambiado de año y todo desde la última vez (dos cambios incluso, el occidental y el chino), no me queda más remedio que desear un feliz año 2011 y un feliz año del conejo. Recordando que el año pasado olía a tigre, me pregunto si este sabrá a conejo… ya veremos qué nos depara…

En China, estas fechas de cambio de año son peores que Madrid en Agosto, todo el mundo se vuelve a su pueblo y las ciudades se quedan vacías. Es un gran evento, donde el merchandising se explota a más no poder y todo el mundo se vuelve loco haciendo regalos (como Navidad, vamos)… Aquí abajo teneis una foto de super en China unos días antes del gran día D…

Supermercado en China

Nosotros decidimos integrarnos y hacer lo que hace la gran mayoría estas fechas, pirarse, por lo que nos fuimos de vacaciones igual que el año pasado, pero esta vez a Tailandia. El 3 de febrero fue el día exacto de cambio de año que coincidía con la luna nueva, y nos pilló en una isla muy conocida,  Ko Phi Phi donde además se celebra, como últimamente en todas las islas tailandesas, la “No Moon Party”, copia de la famosa “Full Moon Party” de Koh Phangan. Allí no había dragones, aunque sí farolillos rojos y algo muy curioso para ser una playa: millones de familias chinas de vacaciones (además, claro está, de los millones de mochileros)! Nos costó la de Dios encontrar un hotel para dormir, y fue imposible encontrar nada para las dos noches que estuvimos, así que acabamos “disfrutando” de dos hoteles diferentes para dos días… un goce, vamos. Y es que la coincidencia de ambos eventos en una isla tan pequeña no podía ser un buen presagio…

A los mochileros ya me los esperaba pero no a los chinos… no tendrían que estar en su pueblo? ¿Quién dijo que no les gustaba el turismo de sol y playa? Pues creo que yo lo dije alguna vez… y bueno, en parte es verdad, el sol no les gusta mucho y salen sobretodo por la tarde noche, y si es por el día, con paraguas y manga larga.

Pero lo importante es que van, aunque la razón sea ir a algún sitio famoso por una película, como es el caso aquí. Y es que en una playa de Phi Phi fue donde se rodó la película La Playa de Leonardo Di Caprio. Así que si se quiere atraer este tipo de turismo, hay que ofrecerles algo más que tostarse al sol, cerveza barata y juerga nocturna.

La playa de marras se llama Maya Bay y sólo se puede llegar en barco, aunque es muy fácil organizarte una visita de medio día allí, por unos 7 euros más o menos. No nos pudimos resistir a la tentación y nos enrolamos en el barquito. Pequeño consejo si queréis ir… intentad ir más temprano, que sobre las 11 aquello está infestado de barcos y humanos! Ah, y que la excursión os incluya la entrada a la playa, que si no os clavarán unos 5 euros por pisarla…

Koh Phi Phi Maya Beach

… y no tumbados tomando el sol, no, si no con cámara del palo tirando fotos por doquier intentando que no aparezca demasiada gente y dar envidia en casa…

Koh Phi Phi Maya Bay full of people

… echando fotos incluso dentro del agua (que poco aprecio a la cámara) y con el bolso a cuestas, como la chica esta del primer plano, que se pasó una hora haciéndole un book a su hija.

Y por la noche qué tal? Para los que no conozcan Phi Phi, lo podría definir de esta manera… Lloret + Tossa de Mar. Tenemos la juerga nocturna y los pubs irlandeses para la tropa mochilera (y había mucha, casi tanta como chinos)…

…con sus cubos de bebida barata…

y sus fiestas nocturnas en la playa (en esto Lloret ha decaido un poco…)

… pero también hay la parte más tranquila de cenas de paellas (digo, Pad Thai) y barbacoas al lado del mar…

…que como podemos ver es lo que más les tira a los chinos.

… y por el día unas preciosas vistas de acantilados…

Así que si tienes un negocio turístico, no pierdas la oportunidad, febrero puede ser un buen mes… sólo te hace falta atraer el turismo chino…