Otra cosa que vale la pena ir a ver desde Xiamen son los Tulous. El Tulou es una casa común, normalmente redonda con forma de plaza de toros y que estaba hecha de tierra y palos. Por ello lo de Tulou (土楼), tǔ (土) es tierra y lóu (楼) es edificio. Estos edificios se construyeron entre el siglo XV y el XX y les servían de fortificaciones defensivas. Son, por cierto, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Están a un par de horas en coche desde Xiamen, y nosotros alquilamos uno con conductor (aunque hubiera preferido conducir yo) a través de una agencia, y también un guía, pero bueno, tampoco es que sirviera de mucho, creo que a algunos sitios era la primera vez que iba… En algún Tulou que otro leía la placa de la entrada (que también estaba en inglés) y nos contaba lo que decía.

Hay dos sitios interesantes que visitar. Uno es Yongding, donde están los Tulous más grande, y otra es Nanjing, donde está el famoso cluster de 4 Tulous. Adjunto unas cuantas fotos (es la primera vez que añado las fotos a través de flickr, así que no sé si las vereis bien…).

[flickr album=72157623289025791 num=19 size=Small]

Normalmente las excursiones organizadas te lleva a un sitio o a otro, no a los dos a la vez, pero no están demasiado lejos uno del otro y si lo organizas por tu cuenta se puede hacer fácilmente.

Bueno, y aquí se acaba Xiamen. Si queréis más información me lo podéis preguntar o ponéis comentarios.