Posts tagged Guía de Shanghai

Museo de la Propaganda

4

Uno de los museos más interesantes y desconocidos en Shanghai es el Museo de la Propaganda. Como podéis imaginar este museo es privado ya que al Gobierno no le interesa mucho hablar de esa época en la que manipulaban a las masas con posters y escritos… aunque si te paras a pensar, el mundo no ha cambiado mucho y ahora te manipulan con los informativos y los periódicos…

Como se explica en wikipedia (por cierto, habéis donado ya?), este museo lo fundo el Sr. Yang Pei Ming que coleccionaba posters como hobby. Muchos de ellos sólo se encuentran aquí ya que tras la muerte de Mao se decidió que quizá no sería muy buena idea esto de los carteles (con la CCTV ya era suficiente) y los quemaron, por lo que gracias al Ser Yang y su museo se han podido conservar.

Normalmente van guiris a este museo ya que sale en La Lonely Planet, aunque nosotros nos enteramos tras ver la bolsa de turista por ahi. Cosas de estar atento, siempre descubres nuevos sitios donde ir si tienes los ojos abiertos, aunque si me hubiera parado a leer la Lonely quizá lo hubiera encontrado antes :)

El museo se encuentra en la calle Huashan lu 868 (华山路868号) en el sótano del edificio B, por lo que no es muy fácil de encontrar. Esta es la imagen por fuera…

Cuesta unos 20 yuanes (poco más de 2 euros) y aunque no es muy grande, te puedes pasar una horita mirando los carteles. Es interesante ver como se pasó del odio a USA, al amor a la URSS que luego se convirtió en odio, y la última manipulación final de la Revolución Cultural donde se odiaba a todo que no estuviera en el libro rojo… y es que todos estos que sólo leen un libro (por si alguno no lo pilla incluyo religiones) son peligrosos. Yo les recomendaría que se comprara un Kindle o sucedaneo…

Aquí os dejo un par de fotos de la sala principal.

Y algunos detalles… mola la foto pseudo-gay del chino hormonado y el ruso rubio platino abrazados…

y el poster de apoyo a Fidel…

… donde pone 保卫古巴革命 bǎowèi gǔbā gémìng, Defiende la Revolución Cubana. Ya les podrían echar una manita ahora.

Si os interesa y no podéis venir a Shanghai, podéis visitarla virtualmente en su página web.

Al acabar hay una tienda muy bien surtida de posters, muchos de ellos originales a un precio asequible, y otros en copia mucho más barato. No nos compramos ninguno, pero estoy por volver y que caiga alguno.

El agua de Shanghai

6

El otro día salió en las noticias la construcción de un nuevo depósito de agua para Shanghai donde se almacenará agua del Yangtzé, en vez del Huangpu. Esta noticia a más de uno se la traerá floja, pero para los residentes de estos lares es importante.

No tengo muy claro por qué, o si es verdad o no, ni siquiera si es oficial, pero existe un status quo de que el agua de Shanghai no es potable. Unos dicen que porque viene del Huangpu (el río que divide Shanghai) que no parece muy limpio, otros que por las tuberías que son del año de la polka (pero esto no debería aplicar a Pudong, esto es todo nuevo), y otros porque es muy caro la potabilización para el consumo humano, y que por eso sólo la potabilizan sólo para la higiene y el uso exterior.

Así que “gracias” a que el agua no es muy aconsejable, se ha creado un negocio paralelo del agua, el de las garrafas a domicilio. Todos tenemos un dispensador de agua en casa, como los que se encuentran en las oficinas. Existen de muchos tipos, desde los más básicos con agua a temperatura ambiente, hasta los más molones con dos grifos, uno de agua fría y otro con agua caliente (por cierto, esto del agua caliente es todo un invento para hacerse tes en este país).

Y de dónde sacas las garrafas? Pues es bastante fácil. Una garrafa de 20 litros cuesta unos 2 – 2.5 euros más o menos y te la trean a la puerta de casa. Basta con llamar a una de estas empresas que reparten publicidad y decirles dónde y cuantas quieres. Son bastante apañados, y si no hablas mucho chino seguramente te devolverán la llamada con algún colega suyo que hable inglés y te pedirá la dirección en inglés. El resto de veces ya se acordarán de tí :)

Pero, este agua de donde sale? En principio de la “fábrica” de agua, de dónde la haga Nestlé, o Watson, o Coca-Cola o Pepsi. Muchas de ellas son agua purificada (sobretodo las de grandes marcas como Coca-Cola o Watson o alguna local), por lo que tampoco sé yo si serán muy de fiar, pero otras son minerales, como en España.

Ok, te la traen a casa. Pero quienes son estas personas, son de fiar? Aquí viene otra vez el ejercicio de confianza y creerte que el sellado de las garrafas es de verdad, que no la llenan del grifo y te la endiñan más cara. Supongo yo que no, o si no la empresa de distribución no tendría un aspecto como este de aquí abajo, sino uno mucho mejor. Y no te lo traerían en una moto haciendo malabarismos, como la de la derecha…

Estoy seguro que ahora todos los lectores de Barcelona se preguntarán por qué no hay algo parecido allí, verdad? Y es que, para los que no lo sepáis, el agua de la parte oeste de Barcelona es “de las más malas del mundo”… quizá sea un poco exagerado porque potable es, pero sabe a rayos. Así que todos hemos tenido que cargar botellas de agua como mulas…

Aquí dejo esta idea de expansión para el señor FontVella… agua a domicilio en garrafas de 20 litros :)

Bailando en Fuxing Park

6

Uno de los pasatiempos preferidos de los shanghaineses de mediana (y más allá) edad es bailar. Los fines de semana te puedes encontrar en todos los parques a algún grupo más o menos espontáneo que baila al son de un radiocassette (o mp3 con buenos altavoces, para que se pueda escuchar desde lejos).

A los chinos les encanta hacer ejercicio, y se toman el baile como tal, como otra forma de mantenerse en forma. Y como ejercicio, no se tiene verguenza de bailar en público ni nada por el estilo. Eso sí, el ritmo lo llevan un poco justito, aunque cabe decir que la mayoría lo lleva mejor que yo… mis años de práctica en el excitante deporte de la barra fija a dejado mella en mis habilidades danzatorias.

El otro día, descubriendo rincones de la Concesión Francesa, acabamos en Fuxing Park, y allí nos encontramos un grupo de jubilados bailando en medio del parque.

Y como no puede ser de otra forma, lo tuvimos que grabar (y subir a Youtube, claro). Aquí dejo la prueba, para los que lo puedan ver.

Y quienes eran los autores de tamaña música? Pues este par de señores, uno de ellos con sus maracas cual Machín marcando el ritmo mientras el otro… bueno, no sé qué hace el otro.

Por cierto, si alguien sabe lo que pone en el cartel, por favor que “me ayude” a traducirlo, que no entiendo la letra…
Pero la cosa no acaba ahí. Sólo unos metros más allá tiene lugar otro evento, aunque menos multitudinario… un karaoke improvisado!

Y que estaba cantando la señora? ¿Una canción tradicional china? ¿Una danza tibetana? ¿El nuevo éxito del equivalente de Bisbal chino? Pues no, la famosa you are my sunshine, que por cierto, es una de las dos canciones oficiales del Estado de Louisiana :)

Es España los parques se usan para hacer botellón. Prefiero el método chino…

El café

5

Hasta hace no mucho tiempo era impensable que en China se bebiera café, y la cosa no pintaba bien para multinacionales como Starbucks o Coffee Bean en este país, que sufrieron los primeros años. No obstante, como bien sabían estas empresas, no hace falta que te guste el café para que te lo tomes, o si no su café sería bueno. Y es que esta es una de las primeras reglas del marketing: es más importante el aspecto emocional que el funcional: El objetivo es convertir beber café en una experiencia y en un símbolo de status. Por eso  todos los Starbucks tienen Internet gratis en este país mientras hay que pagar en otros (sólo hay que tener un móvil chino y te envían un mensaje con la clave). Así irás al café a navegar y a aparentar que estás muy ocupado… a ver si ligas (esto me lo han comentado más de uno).

Los primeros en darse cuenta que los gustos cambiarían fueron los Taiwaneses, que son los que controlan el cotarro del café en China (con marcas propias y con las franquicias de las multinacionales). Han tenido tanto éxito que Shanghai está plagado de cafeterías, con marcas tan diversas como: Costa, Starbucks, Coffee Bean, 85 degrees, UBC, Wagas, etc… podéis mirar la lista en el Cityweekend… o mirad la imagen en googlemaps con la palabra “coffee”, o 咖啡 (pronunciado kafei). Aunque aún puede ser peor, como vimos en Seul, donde hay más cafeterías que coches.


Ver mapa más grande

Incluso han logrado exportar esa imagen tan americana de ir bebiendo café por la calle (o en el metro) con un vaso gigante y la marca bien visible… eso sí, con su toque local como los noodles en una bolsa de plástico.

…y el pabellón español EXPirO

4

El domingo pasado se acabó, por fin, la maratoniana Expo. En contra de lo que parecía al principio, sí que se han llegado a los 70 millones de visitantes que se pusieron como objetivo, exactamente 73 millones, cosa que tampoco es tan sorprendente en un país con 1300 millones, y en una ciudad con 20… y con billetes gratuitos a patadas. Me gustaría saber cuantos billetes se han pagado al final, me da a mí que ni la mitad. Pero bueno… como se dice en Valencia, serà per diners

Hoy de todas formas no quería hablar de la Expo en general si no del pabellón español. Ya hablé en otro momento sobre él, pero no puse ninguna foto interior… sobretodo porque no quería chafar la sorpresa por si alguien quería venir, algo que no le preocupó a ningún periódico, como a este por ejemplo, donde sale hasta la Coixet. Ya se ha hablado mucho de que se lo han visitado 7 millones de personas, que ha ganado el tercer premio al mejor diseño en su categría de pabellones grandotes tras Gran Bretaña y Corea del Sur (porque la del Norte poco puede ganar….) y que todo el mundo está muy contento por el gran éxito de la expedición española por estas tierras. Yo siempre he sido de los que ha defendido la inversión en marketing para crear marca de España, que es fundamental para poder vender nuestros productos al exterior, no obstante esta vez estoy un poco preocupado por si realmente se va a saber utilizar bien esta inversión… o si el enfoque ha sido el adecuado.

El Gobierno español ha invertido entre 18 millones (presupuesto inicial del pabellón) y 50 (según una entrevista en Terra a la comisaria María Tena antes de empezar) o 56,4 millones según he visto aquí, por lo que un poco en línea con lo que comentaba mi compañero Luis en su blog de Cinco Días, “no estaría mal” saber con exactitud cuánto se ha gastado y (esto lo añado yo) qué se va a hacer para aprovechar esta (supuesta) imagen de país molón a corto y medio plazo, como por ejemplo simplificar los trámites para conseguir visados para turistas chinos, o conseguir inversiones de empresas chinas en nuestro país, o vender horchata en el JIALEFU… (algo que, por cierto, no sería una mala idea del todo… señores Chufi, si estáis leyendo esto dadme un toque y vemos qué podemos hacer :)

Así que, en realidad, ¿qué imagen se ha dado de España durante estos 6 meses? Voy a intentar presentarlo de la manera más aséptica posible, aunque seguramente no me podré resistir en dar mi opinión, para que me digais qué pensais…

Mi pabellón mola mogollón

Tras varias horas de cola (si no eras de la tierra, porque entonces no hacía falta hacerla, bastaba con enseñar el DNI y pasabas por la puerta VIP) entrabas en “la cueva” donde ya veías a millones de personas mirando una pantalla con imágenes coloridas (en este caso unos sanfermines) y huesos colgando…

y cuando digo millones, es que allí estaba hasta el apuntador…

y de repente delante de la pantalla una chica se levanta y empieza a bailar…

y cuando la chica acaba y se vuelve a agachar, es momento de continuar caminando hacia la segunda sala… y vuelve a empezar el video con “tipicadas”… aquí teneis un poco, para los que lo podais ver fuera del gran firewall…

Tras ver el gol de Torres en la Eurocopa pasamos a la siguiente sala que, bajo mi punto de vista, es la mejor. Es la sala con contenido, la sala que enseña la transformación de las ciudades españolas del siglo XIX al XXI… lo que pasa es que no se queda a verlo todo ni el tato…sólo los españoles, que entendemos de qué va todo eso de los trenes de niños pequeños y los rayos X a Jesucristo (esto, la verdad es que tampoco lo he entendido yo)… y para vuestro deleite aquí va otro vídeo.

El video dura bastante más… entre otras cosas aparecen los diferentes tipos de familias… con un 13 Rue del Percebe incluido…

…e imágenes del 11M, por lo que nos emocionamos al ver lo de “No está lloviendo, Madrid está llorando” (o versionado a “[…] es un pueblo que llora”)…

…y tras ver la peli entera (aunque sólo los que ya la conocemos, porque los chinos ya no están) pasamos a la tercera sala, la más famosa, donde está….

El MIGUELÍN no tiene fin

Con sus 6.5 metros…

(Aquí le vemos por delante, y ahora por el lado, con sus pompas y todo…)

…que es lo que todo el mundo busca… al niño rubio de ojos azules cual sacado de “Cariño, he agrandado al niño” y que, para mi desconsuelo, no lo ha realizado un maestro fallero, si no una empresa americana especializada en efectos especiales, Amalgamated Dynamics, los que hicieron Alien vs Predator.

Y se acabó el pabellón. Aquí todo el mundo se preguntaba si había valido la pena las 4 horas que se había pasado en la cola esperando para entrar… “pero si parecía más grande desde fuera”… Y es verdad, lo parecía, pero es que la otra mitad está reservada para el restaurante, salas, etc.

Ok, pero aún nos queda la tienda, verdad? Estará llena de productos españoles…

Pues bueno, llena llena sí que estaba, porque los 10 metros cuadrados que ocupaba no era complicado llenar. ¿Y qué se encontraba allí? Pues una vitrina con ropa de Mango, una de El Caballo (!?), otra con Lladró, y un par de botellas de vino… y ni un mísero peluche de Miguelín (la auténtica senorita de la Expo, según Shanghaiist), presentada oficialmente en frebrero… ¿qué pasó con los peluches? ¿Por qué no se hicieron? poca visión de negocio, mare… o es que quizá se gastaron todo el presupuesto en arreglar el enchufe a la entrada a la tienda?

Y hasta aquí puedo leer. Ahora a hacer cola al siguiente pabellon.

Pues esto ya no lo podreis hacer los que no habéis venido hasta ahora… se acabó lo que se daba, ya no hay más Expo. ¿Qué va a pasar ahora? Pues no sé si van a vender el pabellón a algún nuevo billonario o a alguna ciudad que quiera tener un cesto gigante como reclamo turístico (quizá sea un poco complicado porque el mimbre le iba a durar poco), lo que sí es seguro es que Miguelín descansará en el museo de la Expo, porque la ministra en un momento de lucided por no tener que volver a llevarlo a España para nada, se lo ha endiñado a la ciudad de Shanghai (y los chinos lo habrán aceptado por si les puede defender cuando Alien y Predator se alíen para conquistar la República Popular).

Qué opinais, ¿creeis que ha sido buena publicidad?

¿Hay algo más Shanghainés que un Teppanyaki?

4

Pues seguramente sí, millones de cosas, sobretodo porque el teppanyaki es japonés, no chino. No obstante, por lo menos durante los primeros meses de estar en Shanghai, era el tipo de restaurantes donde más íbamos… supongo que por lo de barra libre de cerveza y sake (o lo que fuera ese veneno que nos daban), y poder comer carne a la plancha, sin estar bañada en salsa ni monoglutamato.

Y quitando algún que otro mosqueo porque eran muy lentos al servir (viejo truco de cocinar lento para que se te vaya el hambre), siempre era muy divertido… sabías cómo ibas a entrar pero no cómo ibas a salir (o ese era el Kangaroo? da igual, normalmente iban juntos)..

Lo mejor era intentar emborrachar al cocinero, pero casi nunca lo logramos. Habrá que seguir intentándolo :)

El “mejor”, o más bien, el primero que fuimos en Shanghai es el de Donghu lu… gracias Nano y Lisa por llevarnos allí, se ha convertido en un clásico…

Por cierto, hace tiempo que no hacemos ninguno… Teppanyaki anyone?

Fake Market

8

Una de las atracciones más visitadas en Shanghai por la comunidad española (y quizá americana, aunque a gran distancia) son los mercados de falsificaciones. Somos tan populares por allí que incluso los comerciantes son capaces de chapurrear un poco de castellano y de hablarte de la paella y de la sangría con acento sevillano. Supongo que la facilidad con la que nos hemos acostumbrado a tener cosas baratas (lease pelis y música) hace que veamos hasta casi normal poder comprarte unas Converse por 5 euros. De todas formas creo yo que es más por hacer el turista y comprarte un Lolex que por aparentar en casa… porque seguro que nadie intenta pasar su relojes falsos por verdaderos allí, verdad?

Pues de estos mercado, que yo conozca, hay dos (creo que hay otro en Qipu lu, pero no he ido nunca, con dos hay de sobra). El primero es el de al lado de mi casa, en la estación de metro de la línea 2 Science and Technology Museum, en Pudong. Es un mercado subterráneo gigantesco, y la verdad es que viene bien si tienes una urgencia y necesitas calcetines o unos guantes porque ha llegado el invierno de repente, o una maleta porque te vas de viaje huyendo del frío repentino… (se nota que hace una rasca de la leche últimamente?)

El otro, más centrico, está en el 580 de Najing Xi Lu, muy cerca de People’s square (la plaza del pueblo, vamos).

Lo curioso es que no, oficialmente allí “no venden falsificaciones”, y “las autoridades lucharán a muerte contra cualquiera que infrinja el copyright”, como dice el cartel…

y bueno, parece que algunas marcas sí que han conseguido que no se las falsifique mucho e incluso se muestran en el tablón de anuncios diciendo que te cortarán una mano (esto es metafórico, por si alguno se lo cree), como Fendi, Chanel, Hermés, etc..

…aunque bueno, mucho caso no hacen, sólo hay que preguntar y te los sacan de la trastienda.

Otras, no obstante, no son consideradas “marcas registradas” y se pueden mostrar tan alegremente…

y así pasillos y pasillos… en los 3 pisos…

Ahora muchos diréis… “Ay estos chinos que lo imitan todo…”

Pero lo peor es que allí dentro no encontraréis un solo chino que no esté para vender algo a un turista. Ellos no compran allí y la culpa que las falsificaciones sigan existiendo es que hay un mercado muy grande de turistas que lo demandan…

Go to Top