Guía de Shanghai

Hombre, realmente no es una guía, pero son consejos para vivir allí.

Día grande de Apple

5

Hoy ha sido un día interesante de Apple en China. Han abierto una nueva tienda en Huaihai lu,  después de la primera en Pudong.

Hay han lanzado el iPhone 4 en China, con sus consiguientes colas para entrar (…perdonad la calidad de la foto de abajo, tomada, por cierto, sobre las 19h… mi móvil necesita un upgrade…)

…han realizado un evento para recrutar a MBA’s para Apple Retail (y han puesto una comida cojonuda, aunque no la he podido probar… eso de comer a las 3 y darte cena a las 5 no funciona muy bien).

De esto no tengo foto.

No obstante, lo más impresionante ha sido que en la CCTV9, la televisión China oficial en inglés, han anunciado el “Apple peel”, una funda con antena y tarjeta sim que convierte cualquier iPod touch en un teléfono. Y en CCTV9 tan orgullosos del invento de sus compatriotas. Qué opinará Steve Job de esto?

Cosas y casas viejas (o antiguas, según se mire)

2

Cada vez que viene visita a Shanghai toca sesión de guía turístico, algo que se agradece tanto por la visita, como porque así acabamos descubriendo sitios nuevos. Aprovechando la visita este fin de semana del señor Cámara, este finde ha vuelto a ser uno de esos de descubrimientos.

Uno de los sitios que siempre acabamos visitando es el mercado de atigüedades de Shanghai. Es un mercado callejero, en Dongtai Lu, no muy lejos de People’s Square (La Plaza del Pueblo, vamos). Podéis ver el mapa al lado, o pinchar aquí.

En el mercado podréis encontrar todas aquellas “antigüedades” que estábais buscando de china, porque habeis venido para esto, verdad? No para comprar falsificaciones, verdad que no?

Pues sí, por aquí encontrareis cosas que parecen antiguas (no sé yo si fiarme de la autenticidad de muchas cosas) algunos cuadros más contemporáneos (lo importante es diferenciarse), estatuas de Mao, otras figuras de metal que se pueden encontrar en todo el sureste asiático, …

cámaras viejas, guerreros de Xi’an, cajas y Budhas, y hasta un gramófono.

Sorprendente no está demasiado atiborrado de turistas y los vendedores tampoco te agobian demasiado. Creo yo que está abierto todos los días, pero puede que descansen alguno. Lo que es seguro es que los findes sí que está abierto.

Además, está en una zona muy auténtica y que espero respeten durante bastante tiempo, con casas tradicionales de influencia europea de los años 20, aunque, eso sí, les haría falta un poco más de cuidado, como quitar esos aires acondicionados, o los tendederos. Nota para inversores: No sé cual será la política urbanística del gobierno local en esta zona, y siempre hay riesgo que decidan tirar todo abajo para hacer otro rascacielos, pero no sería mala idea comprar alguno de estos edificios y reformarlo… Se podría convertir en una buena residencia de lujo y quizá aseguraría que no la acabaran demoliendo.

Aunque la verdad es que no soy muy optimista… los megaedificios ya acechan por detrás…

El Ferry, ese gran desconocido

1

Como ya sabéis, Shanghai está dividido en dos partes por el río HuangPu: Puxi y Pudong que literalmente quiere decir oeste (xi) / este (dong)  del río Pu.

Puxi podríamos decir que es propiamente Shanghai, donde está el Bund, la concesión francesa, etc…

Pudong es la zona nueva, dónde están los rascacielos, nuestra casa y el CEIBS.

Vista de Pudong desde el Bund

Aunque la gente de Puxi sigue pensando que necesitan visado para cruzar de un lado al otro (os puedo asegurar que más de un amigo mío no ha pisado Pudong más de 2 veces por año), está bastante bien comunicado. Hay varias líneas de metro que conectan ambos lados, puentes y túneles, y desde que ha empezado la Expo y se han acabado las obras, muchos menos atascos.

Pero hay un medio de transporte para cruzar el río que no muchos turistas suelen utilizar: El Ferry.

Cuesta sólo 2 yuanes (poco más de 20 céntimos de euro) y mola ver cómo te acercas al otro lado. Además, se pueden meter bicicletas, por lo que si alquilais una y la queréis llevar al otro lado, esta es la mejor manera.

Una terminal muy conveniente es una que está en el Bund (por cierto, se llama Waitan in chino, por si se lo tenéis que decir al taxista) y os lleva a Pudong, no muy lejos del Super Brand Mall. Al llegar, tirais hacia la izquierda, y aunque el primer trozo del camino es un poco feo, os intentais acercar al río en cuanto tengais ocasión y ese paseo es bastante agradable. Os pongo un mapa.


Ver Shanghai. Como la vida misma en un mapa más grande

Sólo teneis que buscar el símbolo


pagar y hacer caso a los carteles de no escupir…

esperarlo…

hacer un poco de cola,

y ya está, de camino al otro lado.

El origen de los xiaolongbao (小笼包)

10

Cuando pensais en comida china, qué es lo primer que os viene a la cabeza? ¿Rollito de primavera? ¿Arroz tres delicias? ¿cerdo agridulce? Así que si venís a Shanghai esperaréis encontrar estos platos facilmente, no? Pues bueno, el primero no, rollitos aquí no se ven muchos. Arroz? Sí, el mítico “chaofan” (炒饭, espero haberlo escrito bien). Y el cerdo agridulce? También, algo de lo que me he estado alimentando más de un día en la cantina de la escuela, el “gulaorou” (咕噜肉).

Pero esta comida es básica, no creais que los chinos comen mucho gulaorou, más bien poco. Entonces, qué es lo que se come en Shanghai?

Uno de los platos más populares por estas tierras son los famosos Xiaolongbao (小笼包)

Los xiaolongbao son una especie de panecillos o empanadillas típicos de Shanghai. Están cojonudos y se comen primero mordiendo una esquina y sorbiendo la sopa que tienen dentro, y luego mojándolos en vinagre.

Se hacen al vapor y te los traen en la cestilla de mimbre (que es precisamente lo que significa eso de xiaolongbao) donde se cocinan.

Aunque te los puedes encontrar en todas partes, el origen de esta comida viene de un pueblo al norte de Shanghai que se llama Nanxiang (南翔). Antes estaba a un paseo, pero ahora es bastante fácil llegar porque han hecho un metro que pasa por allí (línea 11). Añado el mapa donde voy poniendo sitios interesantes de Shanghai.


Ver Shanghai. Como la vida misma en un mapa más grande

La zona más concurrida de restaurantes está en la calle Guyiyuan Lu (古猗园路) y está llena de sitios estupendos donde comer (está a 3 paradas en el bus 1 o el 2 desde la estación). Dice la leyenda (más bien mi guía de National Geographic que nos regalaron al venir aquí) que en esta calle es de donde proviene este plato y que su fama se extendió a Shanghai y al resto de China.

Fuimos a uno (creo que es de la primera foto) donde la bandeja de 20 xiaolongabo vale 20 RMB (algo más de 2 euros) y que estaba de muerte. Pedimos uno más al tun tun (está todo en chino que no siempre entendemos, así que muchas veces acabamos pidiendo al azar) y resultó que era de pescado, no tan buena. Os pongo aquí la carta… los xialongbaos están en el cuadradito rosa.

No estaban muy acostumbrados a ver a guiris, así que éramos el centro de atención. Nos explicaron que no hay que morder la punta de arriba (la parte que parece un pezoncillo) si no al lado y sorber el líquido, y luego lo mojas en el vinagre y te lo zampas entero.

Aquí una foto de los “platos” (el de la camiseta azul soy yo). Aunque no parece mucho, creedme que es suficiente para dos personas.

Tras la comida nada mejor que un paseo para bajarla, y esta es una de las mejoras cosas de este sitio. Justo al lado hay un parque muy bien cuidado y sin mucha gente, el Guyi Park.

Vale la pena pasarse medio dia por aquí cuando se viene a visitar Shanghai y uno está harto de centros comerciales y restaurantes para expats.

[Actualización: Había un par de erratas. La primera la que ponía Bea sobre la línea de metro. Y la segunda es que los xiaolongbaos los había escrito xialongbao… y xia no es igual que xiao…]

Pasaporte a las “pesetas”

5

En la Expo han tenido una idea bastante buena para atraer a la gente. Por 30 yuanes (poco más de 3 euros) te puedes comprar un “pasaporte” de pega que te sellan en cada uno de los pabellones. Y ha sido un éxito. No sé por qué, quizá por que muchos Chinos no pueden viajar y eso de usar un pasaporte les da morbillo, pero la verdad es que es muy popular. A mí me dan mal rollito. Para mi los pasaportes sirven más para separar a los paises que para unirlos, así que me niego a comprar uno de estos.

No obstante en China, como todo lo que atrae gente también atrae dinero, esto no puede ser menos. Aparentemente, y gracias al éxito de estos chismes, últimamente se venden en Taobao pasaportes con sellos por unos 300 yuanes, y con todos los sellos por (quizá sea leyenda urbana, yo no lo he visto) hasta 10,000! He intentado buscarlos en Taobao, pero mi chino es reducido y no me entero muy bien. No obstante, gracias a Chrome y su traductor de páginas web automático, he podido leer alguno que lo vendía por 280 y te aseguraba que los sellos no eran falsos!

Así que ahora aparece gente en los pabellones con un fajo de pasaportes para sellar, diciendo que son de amigos… rollo consulado para pedir el visado cuando delante te toca el de una agencia de viajes. Últimamente muchos pabellones se niegan a sellar más de uno por persona.

Cualquier oportunidad es buena para sacarse unos durillos extra en este país.

Un poco más de Expo

3

Hace casi un mes que empezó al Expo y me he dado cuenta que he subido pocas fotos. La idea de hacer una entrada por pabellón creo que la dejaré para más adelante…

Pondré algunos comentarios de lo primero que me viene a la cabeza de los diferentes pabellones donde he estado:

  • El de Francia se podría llamar el pabellón de París. Sólo se habla de la capital y del romanticismo… cliché
  • El de Alemania es muy alemán. Parece una fábrica y es bastante laberíntico
  • El de Polonia es escaso
  • El de Rusia es un tripazo. Parece que se hayan pasado con la exposición nuclear de las plantas y todo haya crecido desorbitadamente. Esperaba ver al pez de 3 ojos de los Simpsons
  • El de Ukrania es nulo. Todo el mundo se acaba haciendo fotos con las camareras
  • El de Noruega es aburrido
  • El de EU-Bélgica es muy estéril (aunque las imágenes de Europa emocionan un poco cuando uno está lejos)
  • El de UK mejor por fuera y de lejos. Pero es muy original
  • Los del pabellón de África escasos. Un Fitur en los últimos días de feria
  • El de Suecia un Ikea
  • El de Holanda horrible. Parece un resort playero en horas bajas
  • Rumanía ochentero… al menos por fuera.
  • El de Arabia Saudí un expectáculo por dentro… por fuera no dice nada

Y aquí están las fotos.

Por cierto, acabo de encontrar una web donde describen todos los pabellones: Designboom. Aquí podeis ampliar información.

Una de tiendas chinas

2

A lo largo de este tiempo en Shanghai a veces me daba por hacer fotos a tiendas mientras paseaba, al más puro estilo “disparar sin apuntar”, lo que a veces se traducía en fotos borrosas, pero otras veces en fotos interesantes. Y es que si te sales de las calles típicas de turismo, te encuentras verdaderas “joyas” chinas, o al menos te encuentras la China de verdad, no el Mall en el que se está convirtiendo Shanghai. Por ejemplo, si vais a Nanjing Road, la de los carteles de neón (añado la foto típica) os vereis acosados por multitud de peña intentando venderos unos relojes, unos bolsos, unos DVD o unas ruedas para las zapatillas.

Pero si os salís de ahí y vais un par de calles más arriba, encontraréis otra cosas, quizá lo que estáis buscando si venís de visita: mercados, ropa tendida en palos, puestos de comida rápida, peluqueros en la calle, etc… y esto ocurre en cualquier parte, no sólo en Nanjing Road. Aconsejo callejear y perderse en la ciudad, es toda una experiencia.

Como ya he dicho muchas veces, los chinos son muy emprendedores y se montan sus propios negocios en cuanto pueden (esto se puede ver en cualquier ciudad del mundo), por lo que te encuentras tiendas de comida, ferreterías, tiendas de ordenadores, de mantas, incluso de termos o de pijamas en cualquier calle. Es verdad que muy limpias muy limpias las calles no están, pero esto es así… de momento.

Dejemos aquí algunas fotos de tiendas en China…

 

Go to Top