Siempre me ha gustado ver cómo posa la gente para hacerse fotos, supongo que será por lo mal que lo paso yo delante de una cámara segundos antes de ser retratado.

En China hay una auténtica fiebre por la fotografía, y parece que haya competición a ver quien tiene la cámara más tocha. Yo me esperaba encontrar chinos con cámaras desechables, pero no, estaba equivocado.

Y luego están las boda, con sus sesiones de fotos días antes del día D (en esto son más inteligentes) y con diferentes vestidos.

Aquí van varias fotos.

Todos a decir Patata… O Berenjena (茄子, qiézi), como se dice en China :)