Aquí estoy de nuevo… hace ya algunos días que había desaparecido. Se debe a que esta semana ha estado un poco cargadita con trabajitos… Pero ha valido la pena, creo.

Hoy iba a hablar de algo muy controvertido: “La limpieza interior”, que en este caso significa, más o menos, escupir en público.

Siendo español no me tendría que sorprender demasiado que la gente escupa. En España, hasta no hace mucho existían escupideras en lugares públicos. Aún ahora la gente lo hace en lugares públicos sin demasiado pudor… Y si consideramos el número de sinónimos que tenemos, vemos lo arraigado que está en nuestra cultura (no los voy a poner aquí, que ya está quedando bastante asquerosito el post… pero si os poneis a pensar seguro que os salen más de 4 fácilmente). No obstante, el problema es que nosotros lo hacemos de una manera más o menos discreta, sin anunciarlo mucho previamente…

Aquí, la gente necesita hacerlo público… El problema es el previo. Es el ruido que hacen antes de escupir: “La limpieza interior”. Realmente parece que les va a salir un hijo por la garganta! Y a veces ni escupen, sólo hacen el ruido. Y eso lo escuchas en cualquier parte, en el metro, en la calle, etc. Y lo peor es cuando ves a una mujer haciendo esos ruidos. No te lo puedes creer. Y parece que los chinos ni lo escuchan, supongo que será como escuchar estornudar (que por cierto, no he visto a ninguno aún, ni se suenan los mocos en público, quizá cuando lo haga yo creerán que es una cochinada). Y por qué lo hacen? Supongo que tendrá algo que ver con el confucionismo y la teoría que sólo hay una vida (esta) y después no hay nada. Por eso existe esa obsesión por cuidarse; todo lo que comen o beben lo hacen porque es bueno para el cuerpo (o al menos eso creen), como el agua caliente: el agua fría es mala para el cuerpo, y a veces es difícil encontrarla en restaurantes. No os he explicado la historia del vaso de agua hirviendo con cubitos que nos pasó una vez? Ya la contaré… En resumen, que se deben “limpiar internamente” para quitarse las cosas malas y vivir más.

En defensa de los chinos, cabe decir que está cambiando, y pronto nadie comentará esto. Mis colegas del master no escupen (y son casi todos chinos), y la gente joven tampoco (a menos que vengan del campo). Incluso el gobierno está haciendo campaña por cambiar esto. Por ejemplo, este carte está en el metro de People’s Square.

Y está estaba en la papelera en un hotel del Bund (zona turística donde se ve el Skyline de Shanghai). Por que esto no lo he explicado. En cuanto existe una papelera abierta por arriba (un cubo, vamos) se convierte automáticamente en escupidera.