El otro día nos encontramos en el Best Buy un lector de libros, los famosos e-readers, con con esta marca, iRiver… y bueno, me hizo gracia que usaran mi nombre para ello. Contando que mi amigo Félix me “bautizó” como River en el 1995, y viendo que esta empresa se fundó en el 1999… no debería pedirles derecho de autor o algo así?

Así que por si alguien dudaba, NO, esta empresa no tiene nada que ver conmigo :)

Bromas aparte, utilizo esta excusa para hablar un poco de los lectores de libros electrónicos. Tras varias mudanzas en las que he tenido que cargar por medio mundo libros que me resisto a tirar, he llegado a la conclusión que un ereader es necesario antes que temprano, pero aún no lo tengo muy claro cual comprarme, si alguno.

Empecemos por el principio con su correspondiende disclaimer anti trolls. No tengo ninguno aún (y supongo que no tendré ninguno por bastante tiempo, ahora explico por qué), he tocado pocos y no me considero un experto, ni siquiera un usuario avanzado… bueno, mejor dicho, ni siquiera un usuario ni un enteradillo. Por todo ello, aprovecho la oportunidad que me brinda mi ignorancia para poder hablar de estos cacharros, antes de contaminarme con su uso. Ahí va….

El e-reader perfecto tendría que ser…

  • Barato. Muy barato. Y por muy barato digo menos de 30 euros… ya pagaré por los libros. Como los móviles, vamos.
  • Leer todos los formatos existentes. Una tabla como esta para saber qué formato usa cada uno es aberración.
  • Sin teclas… como un libro, vamos. Lo abres y lees. No hace falta que tenga pantalla por ambos lados, con una basta.
  • Resistente, que no se desmonte si se me cae de la mesa.
  • Pantalla táctil, pero que se pueda bloquear al ponerse en modo lectura.
  • Menú simple, muy simple. Tiene que pasar el test de la abuela…
  • Sin refresco al pasar de página. Esto es de lo primero que me ha llamado la atención a tocarlos… que al pasar página la pantalla se pone negra, como si se fuera a bloquear. Eso es muy incómodo.
  • WiFi, sólo se pueden bajar de un servidor, no desde un ordenador para que sea más fácil adquirir libros y para evitar la tentación de no subscribirte a un servicio o de no comprar ninguno y de bajarlos de la mula o de torrente por la noche.

y el libro electrónico perfecto tendría que ser…

  • Libros a precios de una sola cifra… máximo 9 euros, vamos, que ya veo una barbaridad. Por lo menos a mitad de precio que los convencionales. El precio ideal de un bestseller sería menos de 5 euros, y considerando que un autor no gana más de 1 euros por libro, por mucho que se venda a 20, yo pondría también libros a 1 euro a cascoporro, y que el autor se gane 50c (con lo que venderá más, claro)
  • O mejor aún, un servicio de tarifa plana de libros, por unos 10 euros. Seamos sinceros, cuantos libros compra una persona normal al mes? No creo que más de 1 (o 12 al año). Por tanto, por mucha tarifa plana de libros que tenga, se leerá uno, y si lee más, mejor para él e igual para los distribuidores…
  • Servicio sencillo para que autores noveles y amateurs puedan vender sus obras. Permitiría la aparición de nuevos fenómenos.
  • Poder tener una copia legal de los libros físicos que poseamos (gratis, o precio simbólico). Si ya hemos pagado los derechos de autor en un soporte, por qué hay que pagarlos de nuevo en un nuevo soporte? Ya nos lo hicieron con los vídeos o la música cuando salieron los cd o dvd, que no nos lo hagan con los libros también.
  • Sin restricciones de copia de chisme a chisme. El préstamo sería mejor, como se hacía antes, pero cual es el problema si te copio un libro y yo me vuelvo a leer el mío? Y si tengo tarifa plana, ni siquiera lo copiaría.

Hay un tío americano que se llama Seth Godin que es todo un fenómeno del marketing, y que tiene un blog muy popular. Hace unos meses habló del paperback Kindle, y algunas cosas coincide bastante… Creo que este es el camino a seguir…