Ya hace tiempo que vengo observado una tendencia en los hoteles en España: edificio bonito, servicio deficiente.

Supongo que será un reflejo del empresariado español, donde lo importante es comprarse un buen coche para aparentar, tener una oficina estupenda, pero pagar sueldos bajos y tratar el talento como si solo fuera algo de los programas de televisión.

Por ejemplo, este fin de semana hemos estado por Alicante (provincia… lo dejamos ahí para no dar más detalles), en un hotel de cuatro estrellas bastante representativo de la zona, y aunque el edificio era espectacular, cada vez que íbamos a la recepción nos tocaba esperarnos por lo menos 15 minutos. Esta vez no era porque las recepcionistas fueran malas, que no lo eran y que hacían lo que podían… si no que solo había una persona. Esto puede ser suficiente cuando hay poca afluencia de visitantes, pero por favor, en horas de checkout intenta poner alguien más, aunque sea un becario.

Cola en los hoteles espanoles

Así podías ver a la pobre chica cogiendo cogiendo una reserva por teléfono, haciendo la factura, respondiendo al portero (el que aparece de rosa en la foto, que estaba sólo para guardar las maletas en consigna) e intentando poner una sonrisa mientras tiene una cola de gente harta de esperar.

Más ejemplos de servicio “mejorable” (aunque estos han ocurrido en varios sitios, no solo en este hotel):

  • Hablar los empleados entre ellos, delante de clientes, como si estuvieran en el bar, explicando sus historias del fin de semana
  • Comer chicle (esto es un clásico, pero sigue ocurriendo)
  • Poner caras cuando te está llamando algún pesado por teléfono, delante también de los clientes
  • Hablar a gritos entre ellos cuando están preparando algo, aunque estén los clientes cerca
  • Decir que tienes inglés intermedio y no entender ni papa cuando te hablan en inglés
  • etc…

Comparándolo con otras partes del mundo, como por ejemplo Asia, no deja de sorprenderte la diferencia de servicio. También es verdad que un camarero español puede hacer el trabajo de 4 en China (que no chinos en España, que aquí también se han acostumbrado a ser polivalentes), pero lo que no puede ser es que los empresarios ahorren al máximo en sueldos y luego se gasten un pastizal en el edificio. Y peor aún, que te cobren a precio de 5 estrellas cuando tienes un servicio de 3… y lo peor peor aún, es que nosotros traguemos tan contentos y les hagamos buenas críticas en Tripadvisor porque no queremos admitir que el hotel que hemos elegido no es el mejor del mundo. Porque si siguen teniendo buenas críticas con menos gente, seguirán recortando puestos de trabajo.

Es que entran ganas de no volver a viajar por España e irse de nuevo a China, o incluso a Punta Cana… porque por lo que cobran aquí, ya no sé si vale la pena…