Empecemos a contar el viaje por tierras del Sur tras la introducción del otro día.

Para viajara a Yunnan desde Shanghai lo más normal es volar a Kunming, ya que los vuelos tienen un precio más razonable. Nosotros volvimos a utilizar Spring Airlines ya que al comprarlo una semana antes del viaje los precios del resto de aerolíneas era un poco exagerado (eso de esperar a último momento a ver si bajan los precios no parece que funcione siempre). No se va mal con esta aerolínea (ya lo conté aquí), pero te sigues tragando la explicación del libro de objetos chorras que venden en el avión durante todo el viaje (aparentemente esto lo hace Ryanair también en Europa últimamente). Quizá utilizar Spring Airlines para Kunming no sea la mejor opción ya que además de la chapa, se para durante una hora en Changsha (aunque no hay que bajarse del avión, al más puro estilo autobús).

Como comentario importante sobre Spring Airlines, si queréis comprar un vuelo con ella tendréis que ir a su web directamente, porque no aparece en los canales tradicionales como CTRIP o Travelzen. No es muy popular con los extranjeros, dos veces que hemos volado, las dos veces eramos los único no-chinos.

Bueno, pues una vez en Kunming hay dos opciones. O te quedas un par de días o te vás enseguida. Nosotros nos quedamos, a ver qué tenía que ofrecer una ciudad de casi 7m de personas… y como era de esperar, no demasiado.

Algunas cosas que se puede visitar en un día en la ciudad:

  • Templo Yuantong, con más de 1000 años (aunque muy restaurado) de historia.

  • con los monjes en la puerta dando consejos

  • Aconsejo (ya me parezco al monje) comer en el restaurante vegetariano que está al lado, Yuquanzhai (la Lonely Planet dice que está enfrente, pero está al lado, y casi nos lo pasamos).

  • Lo mejor de este restaurante es que presentan todos los platos como si fueran de carne, como estas brochetas de cordero, pero no lo son… El queso de cabra que aparece en la foto sí era queso… y muy bueno, la verdad.

  • Jardines Cuihu, cerca del templo. Es básicamente un gran lago y muchos puentes, y bastante tranquilo para lo que son los parques en China.

  • Podrás encontrar abuelos haciendo Tai Chi

  • Luego se puede ir andando al  barrio musulmán con su Mezquita Nancheng de cartón piedra (o más bien centro comercial en que han convertido este barrio porque queda poca cosa auténtica)

  • Está todo lleno de puestos rollo feria, entre los que se encuentran algunos de comida local.

  • Aunque mejor la calle paralela con las tiendas locales. 4 días le quedan…

  • Y finalmente se puede llegar a las dos pagodas… la del este

  • y la del oeste (una a cada lado de otra calle muy comercial y restaurada)

Pues esto es lo que dio tiempo a visitar en un día, y por lo que me ha comentado otros “viajeros”, no nos dejamos muchas cosas por ver.

El día siguiente salimos de Kunming y nos fuimos a visitar Shilin (石林) que literalmente quiere decir “bosque de piedra”, por lo que ya os podéis imaginar de qué va. Pero esto ya lo explicaré en la próxima entrada, que esta ha quedado ya larga…