Con lo lejos que parecía cuando llegamos a China hace exactamente 1 año, 8 meses y un día (el 26 de junio del 2009), el final de la estancia en China ya está aquí. En estos momentos estamos de camino al aeropuerto, con nuestra vida en 5 maletones gigantes, destino España, para continuar con la aventura.

Como siempre en la vida, una etapa que se acaba y una nueva que se abre. A ver qué nos depara…

Mucha gente nos pregunta si lo volveríamos a hacer… dejar nuestros trabajos “fijos” en Madrid, dejar nuestra casa en La Latina, dejar de ver tan a menudo a la familia y los amigos, y venirte a China a estudiar un MBA (en mi caso) y chino (en el caso de Susana). Y la verdad es que no tenemos, ninguno de los dos (ni de casi nadie en nuestra misma situación que hemos preguntado) ninguna duda: Y TANTO!

Si nos hubiéramos quedado posiblemente tendríamos ahora más ahorros, quizá nos hubiéramos comprado un piso aprovechando que los precios han caído (aunque entonces tendríamos menos ahorros y más deuda…), quizá tendríamos un coche mejor y seguramente hubiéramos comido más jamón y queso… pero pensando en todas las cosas que nos hubiérmos perdido, os aseguro que no hay ni un atisbo de duda… estos 20 meses han estado geniales y sí, lo volveríamos a hacer, y con menos dudas.

Nos llevamos con nosotros 20 meses de experiencias en Asia, viajes, decisiones, situaciones que nunca te hubieras imaginado encontrar, un nuevo idioma (Susana mejor que yo, aunque aún queda mucho por aprender), un MBA y una nueva perspectiva de la vida, pero sobretodo nos llevamos nuevos buenos amigos, a añadir a los muchos que ya tenemos (aunque a veces no los vemos tanto como quisieramos), y que estoy seguro que durarán para toda la vida.

Y acabo con una frase de George Moore que encontramos ayer en el bar del Hyatt del “Abrelatas” (que por cierto, mucho mejor que el de la Jinmao) y que creo que es muy adecuada en estos momentos….

“Un hombre viaja por todo el mundo en busca de lo que necesita y vuelve a casa para encontrarlo”

Espero que sea premonitorio, aunque yo cambiaría el “needs” por “wants” y “find” por “do”.

Por cierto, les faltó mencionar al autor (ayyyy), lo he tenido que Googlear…

No sé qué pasará con el blog, supongo que intentaré seguir escribiendo, pero ya no estaré en China, así que habrá que cambiarle el título :) Pero bueno, ha estado muy interesante reflexionar sobre este país, que es lo que se hace cuando se escribe… y aunque no he hablado de todo lo que hubiera querido, 131 entradas más tarde creo que no ha estado mal del todo.

Hasta pronto China