Como no podía ser de otra manera, al chinglish, como lo conocemos, le quedan los días contados. Supongo que los chinos se habrán hartado de que la gente se vaya riendo de ellos con algo tan estúpido como esto y han decidido que ya está bien, que los humoristas que sean otros… así que he empezado a ver carteles corregidos.

Os acordáis del «Cash Recycling Machine»?

Gracias NYT por la foto

Pues ahora se llama «Cash Deposit Machine»… más apropiado pero menos simpático.

O el cartel del carrefour que puso Pablo en su blog?

Pues ahora también está bien escrito (no tengo foto aún, ya la tomaré el próximo día que vaya a comprar).

No obstante, aún hay esperanza. Mientras el gobierno no se ponga a revisar a todo aquel que escriba algo en inglés, siempre habrá algo para echarse una sonrisilla de vez en cuando…