Hace ya una semana que el devastador tifón Haiyan (o Yolanda) azotó Filipinas. Como todos sabemos se estiman más de 10.000 (sí, 10.000!!) muertos e innumerables desaparecidos, además del drama y la destrucción que ha dejado tras de sí y que tardará bastante en recuperarse. Todo un drama.

Poca atención inicial

Recuerdo los Telediarios de los días cuando estaba ocurriendo el tifón y la poca cobertura que se le hacía a esta tragedia. Se abría con noticias completamente intrascendentales como el congreso socialista o alguna ocurrencia del ministro incompetente de turno, y el tifón lo mencionaban de pasada. El domingo 10, cuando ya se sabía que habían 10.000 víctimas, no abren con ello, si no que es la tercera noticia de la portada y no la desarrollan hasta pasados 15 minutos, incluyendo la típica frase cuando ocurre algo fuera este país: “la embajada española no tiene conocimiento de que haya ningún español afectado”… ya está, lo único que importa, verdad? 10.000 muertos, pero parece que ningún español.

Ahora se han dado cuenta del tirón mediático que ha tenido (porque los ciudadanos no somos insensibles) y sí que lo ponen a menudo… aunque siguen añadiendo alguna mención a la cooperación española más que otra cosa.

Cuando has estado allí, es diferente

Creo que este desinterés, sobretodo de los medios de comunicación, por lo que ocurre fuera de nuestras fronteras se debe sobretodo a que todo aquello queda lejos para el telespectador medio. Si no ocurre en un lugar parecido al nuestro o afecta a occidentales no es tanta noticia. Y en cierta manera es normal. No conozco a mucha gente que haya estado en Filipinas. Nosotros estuvimos en el 2010 y lo primero que miras es los lugares donde estuvimos, a ver qué ocurrió. En el mapa de aquí abajo vemos la ruta del huracán, y pasa justo encima de Palawan (escribí en este blog sobre El Nido), que es la isla alargada de la izquierda. Allí nos alojamos en un hotel hecho de cabañas justo al lado del mar y me pregunto si seguirá en pie, aunque leyendo las noticias parece que al final se libraron de un desastre mayor. Si sigue en pie y vais a Filipinas, os lo recomiendo. Es un sitio fantástico, y la comida es espectacular.

El Nido - Hotel Cabañas

Hotel Las Cabañas en El Nido, justo al lado del mar

El ojo del huracán pasa, en vez de sobre El Nido, justo encima de Coron, un lugar privilegiado para hacer submarinismo. Es un pueblecito lleno de guiris que se dedican esto, al submarinismo, y locales que intentan vivir del turismo… y supongo que algo de la pesca, aunque cada vez menos.

Pueblo de Coron donde estuvimos en 2010 y que ha sufrido el tifón Haiyan

Pueblo de Coron donde estuvimos en 2010 y que ha sufrido el tifón Haiyan

Buscando en Youtube, se pueden encontrar videos sobre el tifón al pasar por este pueblo. Se ve el cartel destrozado y muchas de las casas han desaparecido. Espeluznante.

Nos hemos desensibilizado

Además está ocurriendo algo muy peligroso últimamente. Entre que Filipinas a todos nos suena a lejano y que allí ocurren desgracias cada vez más a menudo (ver el mapa), es necesario que mueran miles y miles de personas para que nos percatemos que algo está ocurriendo. Si “solo” mueren 100 o 200 personas, ya ni siquiera sale en las noticias. No deberíamos acostumbrarnos a las malas noticias…

Tragedia en Filipinas

Ruta Haiyan y otros desastres

Si podéis, visitad Filipinas

La humanidad se ha volcado en ayudas a las víctimas, y encontraréis numerosas ONG y organizaciones que han ido a apoyarles. Os invito a que donéis lo que podáis.

Pero no es la única manera de ayudar. Estoy seguro que a nadie se le habrá pasado por la cabeza ir allí de vacaciones… es más, estoy seguro que muchos ya la habréis descartado completamente, pero os puedo asegurar que es uno de los países más increíbles que podáis visitar. Es un país que la gente no suele pensar como primer destino y prefiere ir a Tailandia o Malasia. Pero Filipinas es el paraíso (aunque a veces se tuerza un poco), poco explotado y donde podréis sentir de nuevo ese sentimiento de viajar y descubrir, algo que cada vez parece más difícil.

Filipinas necesita el turismo y existe el temor que tras esta desgracia venga otra… la pérdida de turismo, por lo que os aconsejo que vuestras próximas vacaciones sean allí.